Inicio Fantasmas y seres fantásticos

Fantasmas y seres fantásticos

Dos pláticas con el público conducidas por

Vicente Quirarte

Desde “Tríptico del gato”, publicado por Juan José Arreola en 1958, como número 18 de los Cuadernos de Unicornio bajo el título general La sangre de Medusa, José Emilio Pacheco se distinguió por descifrar lo inasible, por hacer visible lo invisible. No otro es el trabajo del artista. 

La Ciudad de México y sus fantasmas fueron obsesiones manifiestas en su obra en verso y en prosa.

Las dos pláticas pretenden trazar un mapa del periplo urbano del autor, tanto en su narrativa como en su poesía y sus ensayos.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – 

Conversatorio: Fantasmas y seres fantásticos en la Ciudad de México. La obra de José Emilio Pacheco y las letras ocultas.

Fecha y horario: 21 y 22 de febrero. 17:00 a 19:00 horas.

Lugar: Auditorio del MUAC (Museo Universitario Arte Contemporáneo).

Costo: $100 Público en general / $50 Comunidad Universitaria

21 de febrero. La infancia, un territorio siniestro. Proyección de la película “Parque hondo” de Salomón Leiter (25 minutos) basada en el cuento homónimo de José Emilio Pacheco. Vicente Quirarte.

22 de febrero. Ciudad hechizada. Hitos urbanos de José Emilio Pacheco. Con la participación de las escritoras invitadas: Luisa Iglesias , Bibiana Camacho,  Norma Macías Dávalos.

 

          

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – 

La ciudad hechizada de José Emilio Pacheco se convierte en un mapa interactivo, en el que los seres que habitan otro plano, aun dejando de lado el pulso de la vida para entregarse a las sombras y la neblina de la soledad, no se han ido de esta urbe en la que la belleza se mezcla con la pasión, la traición, el hambre y la desolación.

Esta cartografía fue creada por el propio José Emilio Pacheco, y ha sido concentrada por Vicente Quirarte,
quien nos llevará de la mano por la parte sombría y fantasmal de la Ciudad durante dos días, en los que será mejor no quedarte solo.