Un cuerpo en medio del universo

12. UN CUERPO EN MEDIO DEL UNIVERSO

En una escuela de Saltillo, en un barrio popular, se sitúa una secundaria problemática bardeada de con rejas de metal y, por dentro, construida con ladrillos rojos y cemento gris, las marquesinas pintadas de blanco. Si hacemos zoom y abrimos la puerta, entramos, por casualidad, a la clase de biología de primero A. Hay una niña robusta, alta, con unas cicatrices en la cara llamada Laura. Lleva el uniforme azul marino y playera blanca. Laura se encuentra exponiendo sobre el cuerpo humano ayudada por una cartulina verde sostenida por dos de sus amigas, en ella se lee en letra muy grande el título “Cuerpo Humano” y, más abajo, algunas preguntas curiosas sobre el tema. Laura expone y dice: “¿Cómo se construye el cuerpo humano? La estructura física está compuesta por tres partes principales que son cabeza, tronco y extremidades superiores e inferiores. La estructura referida a los órganos está compuesta por diferentes sistemas: circulatorio, respiratorio, digestivo, endocrino, reproductor, excretor, nervioso, locomotor.”

Laura continúa exponiendo con voz pausada:

“El cuerpo humano está organizado en diferentes niveles que comienzan con la célula. Las células se organizan en tejidos y los tejidos forman órganos. Los órganos se organizan en sistemas de órganos, como los sistemas esquelético y muscular.” Por alguna extraña razón… Exponer sobre ese tema no es muy bueno para ella, aunque lo hizo genial. Sus compañeros se suelen burlar de ella. Le dicen “eres una gorda estúpida” y le ponen apodos de animales y cosas con una gran circunferencia. Durante la hora del recreo todos profieren esa ola de insultos a Laura. Ella, triste, lastimada, a punto de llorar, corre y le gritan “corre cerdito”. Con un dolor en el pecho y lágrimas en su rostro entra al baño.

Laura recuerda toda la información que investigó sobre el ser humano y se dice: “pesimista, eso soy, una estúpida gorda tonta”. Sin embargo, otro de sus pensamientos invade su mente: “estás traicionando a tus genes porque, ¿tú de dónde vienes? ¿Qué te crea? Un espermatozoide y un óvulo, donde se conjuga información genética, la de los genes de papá y mamá. Y no sólo la de ellos, sino la de los primeros seres humanos sobre la tierra.”

“Por qué estar triste si soy un humano normal, un homínido, homo sapiens, en este planeta lleno de caos y de vida. La gente soló ve mi físico como yo miro el de ellos pero, esta forma fue escogida por mí, sino que fue donada y mezclada por los genes de mis tataratatara abuelos. ¡Puff! Pensar que algún día uno de mis genes, heredado por un antepasado, sobrevivió dos guerras nucleares es para impresionarse.” “¿Por qué estar triste? Si estoy decepcionada de mi físico estaría decepcionada de mis padres, mis abuelos y mis bisabuelos. Recordemos que lo mejor se ve con el corazón, como diría el principito.” Se levanta de la tasa del baño, se limpia las lágrimas, se mira en el espejo y se dice “eres una maravilla del universo, gracias universo por existir, gracias oxígeno y agua por permitirme vivir aquí en esta roca extraña que flota en la galaxia.” Timbra la campana para regresar del recreo. Laura llega como nueva, positiva, agradecida por existir aquí.

Semblanza

Soy un chico de 15 años viviendo en una atmósfera capitalista al que gusta lo antiguo, esconder su vida en letras y reflexionar sobre lo cotidiano de la vida.

10

Dejar un comentario

*

code

X