Vuelo

VUELO

Qué ambiente más lúgubre.

Haberse visto un aeropuerto así jamás.

Poca gente y algunas maletas más.

Nada de risas o voces altas.

Mucha calma y demasiada angustia.

Los rostros no son rostros,

son sólo ojos,

sin boca ni nariz.

No hay sonrisas ni muecas.

Sólo ojos expectantes,

atentos a los cambios

y al silencio.

Ojos que gritan dudas,

que observan el vacío

y que esperan…

que esperan.

Semblanza

Mi nombre es Karen Guadalupe Hernández Correa, tengo 26 años y vivo en el Estado de México. Soy Licenciada en Ciencias Políticas y Administración Pública, Maestra en Ciencias en Sociología Rural y doctoranda en Ciencias Agrarias.

40

Dejar un comentario

*

code

X