El viaje hacia mis adentros

pexels-little-visuals-1978-scaled-thegem-blog-default

Después de tanto recorrer,

me detuve y pensé:

¿acaso es tan largo

el siguiente paso hacia la vida?

¿O tan solo la verdad

depende de quien la mira?

 

A un lugar planeado,

la cúspide que soñamos

o sólo un vago recorrido 

dentro del cuerpo humano.

 

La calle donde nos conocimos,

el lugar donde nos sinceramos,

donde crecía nuestro querer diáfano

o donde juntos gritábamos.

 

Aún más aterrador

es viajar dentro de nosotros mismos,

sin miedo a lo que un día fuimos,

desatando tejidos ya sin vida,

quedando fértiles para que nos sirvan

de nueva guía. 

 

Volver a reconocer nuestras huellas,

pisarlas de nuevo con convicción,

estar seguros que lo pasado ya fue

y el nuevo andar es nuestra fe.

 

Antes pensaría:

cualquier nuevo camino, pero contigo,

no quiero mirar si no es con tus ojos,

crucemos la frontera hacia el olvido,

sin pasaportes ni sueños rotos.

 

Ningún lugar quedaría tan lejano

Para que no nos guiara tu sueño lunar

y cientos de estrellas como bosquejo

para no perdernos en la mar.

 

Después de tanto recorrer,

me detuve a reflexionar:

no puede haber distancia larga o corta

si se sabe a dónde se puede llegar.

7

Dejar un comentario

*

code

X