Historias de bosques

oak-tree-2018822_1920-thegem-blog-default

Mi abuelita murió hace muchos años. Su cabello era blanco y trenzado. Siempre vestía con su traje de colores y un güipil blanco tejido con flores, estrellas y pájaros verdes.

Cuando solíamos visitarla nos contaba muchas historias. Por la tarde se sentaba sobre una gran piedra que había en el patio, los demás nos sentábamos en el suelo para escucharla.

Las historias que más recuerdo son sobre bosques. Ella nos contaba que antes la tierra estuvo habitada por muchos tipos de árboles, que en sus ramas había nidos de aves y de ardillas, que en sus raíces se podían ver muchos insectos, hongos y musguitos verdes. 

Ahora ya casi no hay y es muy complicado ir a verlos. Sólo están en las áreas protegidas; además, el ticket de entrada a esos lugares es muy caro. Por el cumpleaños de mi sobrina Sol iremos a conocerlos. ¡Qué alegres nos sentimos todos porque podremos ver árboles! Ojalá nunca les pase nada a los cien ejemplares que quedan en esta región, que sigan allí para que los niños que vayan creciendo también puedan verlos alguna vez.

8

Dejar un comentario

*

code

X