Olvidados

passion-2168797_1920-thegem-blog-default

Una vez vi un bosque sangrar. Expulsaba de sus heridas una resina negra que inundaba las casas cercanas.

Una vez intenté hacer dos caminos para desviar la resina y solo logré que se esparciera más.

Una vez canté para calmar su tristeza, pero su pena creció al escuchar mi voz.

Una vez quise plantar árboles y esperar que creciera el bosque, pero los rechazó y a su tierra la volvió árida para los extraños. 

Una vez le llevé agua, pero me dijo que eso le pertenecía y que nosotros se la habíamos robado.

 Una vez decidí escucharla y me dijo cómo calmar su dolor. Con cruces rodeé el bosque y con la resina escribí los nombres de quienes habían muerto por protegerlo.

Una vez lloré con el bosque.

6

Dejar un comentario

*

code

X