Travesía nocturna

pexels-cottonbro-4155436-scaled-thegem-blog-default

En la calurosa noche espesa,

Sobre mi oído un mosquito reza.

Mi camiseta blanca, empapada

Se encuentra a mi pecho, espalda atada. 

Un tímido malestar me despierta,

Es mi vejiga que se quiere abierta.

Es así que a mi sueño ahuyenta

Por lo que mi cuerpo se sienta.

En mi cama, en la orilla me tambaleo

Y con mi mano los objetos leo.

Soy una columna dormida

Una flor que se siente tímida,

Una varilla doblegada

Por el sueño y peso de la vida.

Voy arrastrando los pies sobre hielo,

Como pinceladas sobre el suelo.

Arribo al anhelado destino

atravesando el escabroso camino.

Una luz cegadora me recibe

Mientras que el espejo mi figura exhibe.

Me despojo de los líquidos sobrantes

Y lavo tranquilamente el jabón,

que en mis manos forma finos guantes,

para volver a la noche color carbón.

25

Dejar un comentario

*

code

X