Una vez vi un bosque

home-4970577_1920-thegem-blog-default

Hurgo en mis memorias. Cierro los ojos y recuerdo esa acogedora casita de madera, entre destellos verdes y azules; en ella habitaban varias telarañas, historias que poco a poco se hilvanan ahora en nuestras existencias.

De fondo, la experiencia sonora me permitía escuchar el vaivén de las olas del mar.

Aún te recuerdo, tú estabas ahí,

Aún te percibo, te siento,

Aún tengo tan vivo tu rostro, tu tacto.

 

De pronto apareció una oscuridad,

sentí que me caía, estaba somnolienta y temerosa de despertar.

Caí más y más. Cuando fui consciente de mí, de ti, de nosotrxs, comprendí que una vez vi un bosque en el fondo de mi mar.

10

Dejar un comentario

*

code

X