Reminiscencia

forest-527604_1920-thegem-blog-default

Una vez vi un bosque arder en llamas, vislumbré en ellas múltiples finales, sombras y colores vivos; fragmentos fugaces de amores pasados y sueños prohibidos. 

Todos conducían a un mismo camino con destino a mí. 

Me sabía extraviado e incapaz de hallarme, así que me adentré en el fuego impertérrito a morir, pero no pude encontrarme.

 

Una vez vi un bosque sin fin, habitado por criaturas colosales. 

Majestuosos seres alados, leviatanes y gigantescos animales astados. 

No sentí miedo. 

Monté sobre uno de ellos y me fui. Me fui lejos. 

Ahora vivo aquí, soy padre de estos monstruos.

Ya no existo para el mundo y nadie existe para mí. 

 

Una vez vi un bosque y lloré. 

Lloré amargamente y grité hasta que fui incapaz de sentir nada más. 

Volvieron a mi mente imágenes de una reminiscencia que creía extinta. 

Albergo recuerdos ajenos y cargo con penas que no son mías. 

 

Una vez vi un bosque y nunca volví. 

Me quedé perdido ahí. 

Y no había razones para regresar. 

Me hice uno con el viento y las hojas. 

Ahora vivo en la tierra y los árboles. 

Descanso en paz.

0

Dejar un comentario

*

code

X